Tal vez sea la primera vez que lees la palabra “Couchsurfing” o de repente eres uno de los que aún no la ha empleado y te interesa saber un poco más de esta red. Con este post intento explicar de qué se trata, cómo funciona y además comparto algunas de mis experiencias.

¿Qué es?

Couchsurfing es una plataforma virtual que conecta a personas de todo el mundo en la que la mayoría de sus miembros comparten la filosofía de que viajar no tiene que ser cuestión de contar con mucho dinero porque existen personas que están dispuestas a recibir, ayudar, guiar a otros viajeros de forma gratuita, es decir, compartir y vivir un verdadero intercambio cultural.

12345387_10153830548281908_1862322115156652566_n.jpg
Couchsurfing en Lima: Perú-Brasil-Macedonia

¿Cómo funciona?

Una vez creada tu cuenta en la página oficial: https://www.couchsurfing.com/ notarás que tu perfil tiene 6 secciones:

  • Sobre ti: esta sección contiene tu información básica como tus intereses, los idiomas que hablas, los países que visitaste, etc. Asimismo hay opciones que te permite indicar tu disponibilidad: “Aceptas invitados”, “Puedes aceptar invitados”, “No acepta invitados” o “conocer gente” mientras viajas o en tu ciudad.
  • Tu casa: aquí se indica las condiciones del lugar que ofreces o que te ofrecen, es decir, el número de invitados que se aceptan, si se admite niños, mascotas, si se permite fumar, si se te ofrece un lugar privado o compartido, entre otros.
  • Fotos: puedes compartir algunas de tus fotografías.
  • Recomendaciones: El sistema se basa en referencias que representan el feedback entre los usuarios; cuando has realizado alguna solicitud de hospedaje y has vivido una experiencia, el sistema te recuerda dejar una referencia de cómo fue el trato y tu experiencia con el anfitrión y viceversa para que los demás miembros sepan si la experiencia fue positiva o negativa así como si recomendarías conocer o no a esta persona a otros miembros.
  • Amigos: puedes agregar a las personas que vas conociendo de la comunidad como tus amigos.
  • Favoritos: puedes relatar sobre tu experiencia en determinado lugar y dejar alguna recomendación del sitio para que los demás miembros puedan tener en cuenta.

En tu perfil principalmente se comparte toda la información que creas le pueda servir a los otros miembros de la comunidad para darse una idea sobre tu persona. Esto funciona como cualquier red social.

GOPR2439_1484849078444_high-01-1.jpg
Couchsurfing en Guayaquil con Fernando

¿Cómo encontrar un anfitrión?

Cuando planeas un nuevo viaje y deseas buscar a un anfitrión o “Host” en la plataforma, hay un buscador en la parte superior “Explorar” que te indica “A dónde vas? Ahí debes indicar la ciudad que visitarás y te aparecerá una lista de perfiles con el estado “Acepta invitados” donde decidirás a quién escribirle comunicando que vas a su ciudad y que estás buscando un Host. Yo suelo realizar la búsqueda de un anfitrión dos semanas antes del viaje y también realizo mensajes públicos a la ciudad que voy porque algunos miembros se ofrecen hospedarte sin necesidad de que les hayas dejado algún mensaje.

A tener en cuenta:

Sobre esta red surgen varias interrogantes y existen tantos conceptos buenos y malos. En base a mi propia experiencia te voy a compartir algunas consideraciones:

  • En Couchsurfing más que buscar un hospedaje gratuito se logra un real intercambio cultural que no solo te permite conocer más de las costumbres del lugar que se visita sino que se llega a conocer personas que en un inicio fueron totalmente desconocidas para ti y pueden convertirse hasta en tu mejor amigo, me ha pasado.
  • La convivencia con un local hace que el viaje se torne enriquecedor ya que se consigue un rico contraste de culturas, la tuya con la del anfitrión.
  • En Couchsurfing no hay lujos de por medio, alguien o tú puedes brindar un sofá, un colchón inflable, un espacio donde acampar hasta una habitación privada.
  • Muchos de los anfitriones te ofrecen un desayuno, almuerzo o cena, no es su obligación ofrecértelos pero ellos buscan que te sientas como en casa, es más algunos elaboran itinerarios de las posibles actividades que pueden realizar durante tu visita con el fin de que disfrutes de tu estadía.
  • Algunos piensan que deben primero recibir a otros para que puedan ser recibidos. Te cuento que así no cuentes con ninguna referencia puedes solicitar ser hospedado, el que te acepten dependerá de cómo luce tu perfil, la solicitud que hayas enviado y el contacto que hayas generado con el posible anfitrión.
  • No se paga en Couchsurfing ni cuando creas tu cuenta ni cuando solicitas ser hospedado pero sí hay una opción de pago para verificarse, si aceptas ser verificado la plataforma te destacará en los resultados de búsqueda, verificará tu número de móvil y tu dirección. Considero que si contactas con alguna persona de la comunidad e intenta cobrar por algo debería reportarse.
  • No todas las experiencias que tuve fueron excelentes, un par de ellas fueron de mal gusto y ello le puede pasar a cualquiera, por ejemplo: que alguien te confirme que te va a recibir y cuando llega el día te deja esperando en el lugar que acordaron verse y nunca llega ni tampoco se vuelve a comunicar; también me he cruzado con alguien que no es tolerante con la religión y trata de hacer comentarios fuera de lugar sobre ello cuando no viene al caso.
  • A veces puede ser no tan fácil conseguir a un anfitrión por más que se cuente con un buen perfil y referencias, a mí me ha pasado que he tenido que enviar como 10 solicitudes hasta encontrar a alguien que acepte hospedarme en ciudades como Berna, Liublian, Estambul o Santa Marta. También me pasó que publiqué que iba a Marruecos e inmediatamente recibí 10 mensajes de ofrecimiento de hospedaje.
  • En Couchsurfing puedes realizar publicaciones en la que indiques si necesitas tips, si buscas compañero de viaje o encontrar grupos de viajeros. También puedes participar en eventos, por cada ciudad se crean grupos llamados “Couchsurfing Meetings” por el que los locales acuerdan dónde reunirse.

    71d038f4-d1ac-4921-b969-0f3ba9439cce.jpg
    Couchsurfing en Marrakech

MIS EXPERIENCIAS EN COUCHSURFING

Mi primera experiencia en Couchsurfing fue en Sao Paulo cuando yo no tenía ni la mínima idea de qué se trataba pero gracias a mi compañera de viaje me enteré de ello, me encantó la experiencia que tuve y desde ese entonces yo empecé en Couchsurfing como miembro activo siendo anfitriona y a la fecha llevo más de 30 experiencias en viajes por Europa, África, Sudamérica y Asia, algunas de ellas más memorables que otras. Me ha sido muy difícil seleccionar algunas de ellas que continuación se las comparto:

Cuando fui “Guest” o solicité ser hospedada:

Radek en Suiza. Radek es un chico polaco que vive en Berna, lo contacté una semana antes de viajar a esta ciudad y aceptó hospedarme. El día que llegué me recogió desde la estación, me preparó una cena y en la noche me llevó al cumpleaños de su amigo. Al día siguiente muy temprano nos unimos a un free walking tour del centro histórico, me prestó su bicicleta y paseamos por los alrededores de la ciudad, también invitó a una chica francesa a que se uniera con nosotros y posteriormente fuimos todos a compartir un almuerzo. El tiempo que permanecí en Berna fue menos de 24 horas pero con las actividades que realicé con su compañía me hizo sentir como si yo hubiera estado más tiempo.

P3150032.JPG

Adriana y Martin en México. Debo admitir que tengo un  cariño especial hacia las personas mexicanas, cada vez que conozco a personas de este país llego a tener una conexión instantánea positiva. Recuerdo que recibí un mensaje en el que ofrecían recibirme en su casa. El día que llegué, ellos me recogieron desde la Terminal de autobuses y en ese mismo día fuimos a la Feria de Suschiquiltongo donde pude espectar y bailar con un verdadero show de bandas mexicanas. Al día siguiente recorrimos el centro histórico de la ciudad y lo hicimos hasta muy tarde, afortunadamente la ciudad estaba de Fiestas y pude ver diversas celebraciones. Al tercer día mis hosts y yo tomamos un tour completo que nos llevaría hacia Hierve El Agua, Mitlá y lugares que nos permitían ver cómo se generan algunas artesanías mexicanas y el proceso de elaboración del mezcal. Fue una experiencia maravillosa  que ha hecho que considere a esta pareja como unos hermanos más.

20160727_130753.jpg

Ana María y su familia en Colombia. Ana María aceptó recibirnos a mi compañera de viaje y a mí, nos dio las indicaciones claras de cómo llegar a su casa y el día que llegamos Sonia, su madre nos esperaba con un almuerzo típico colombiano muy delicioso. Al día siguiente Ana María nos guio por varios rincones de la ciudad, caminamos muchísimo, ingresamos a diferentes sitios y por la noche sus padres y ella nos acompañaron a conocer dos parques importantes de Bogotá. Por la mañana del día siguiente con el mejor ánimo y energía ellos nos acompañaron a explorar más de la Naturaleza de la ciudad hacia la Quebrada Las Delicias, un lugar por cierto que no es muy conocido por los turistas.

G0392263_1484510250834_high-01.jpeg

Cuando soy “Host” o anfitrión:

Cuando viví en Madrid tuve la oportunidad de acoger a varios viajeros, algunas de estas experiencias fueron las siguientes:

Karla de México. Karla se encontraba viajando por Europa y me contactó cuando ella visitaba Madrid, acepte hospedarla y por suerte recuerdo que era un fin de semana por lo que pude acompañarla a recorrer la ciudad y visitar sitios que yo tampoco había visitado antes. Nuestra amistad se mantiene vigente y el año pasado pude verla nuevamente en Cancún donde ella fue mi anfitriona y me dio los mejores tips de este lugar.

 

20160812_125733.jpg

Tony de China. Él llegó a Madrid y se quedó por tres noches, desde su llegada él estaba interesado en sentirse como local. Lamentablemente no pude acompañarlo mucho durante su estadía pero cada noche teníamos charlas muy interesantes sobre su cultura, me enseñó algunas palabras básicas en chino y en dos oportunidades nos preparó diversos platos típicos de su país. Una experiencia sin duda inolvidable, con él sentí que aprendí mucho más de la cultura china de lo que ya sabía.

IMG-20141112-WA0011.jpg

Semith de Turquía. Semith es un chico que se encontraba realizando un intercambio de estudios en España, él antes de retornar a su país hizo una parada por Madrid para visitarla, me contactó y no dudé en aceptarlo porque vi sus referencias positivas. Recorrimos durante dos días muchos lugares de Madrid desde los famosos Estadios de Fútbol hasta el Museo del Prado, al cual he ingresado más de 6 veces acompañando a los viajeros para que lo conozcan.

10959477_10153315040462262_4259059555811787370_n.jpg

Cuando he sido “Surfer” o quiero conocer gente:

Puedes activar la opción  “Quiero conocer gente” en estas situaciones:

  • Cuando no estás viajando o no tienes disponibilidad para brindar hospedaje, puedes optar por conocer personas en tu ciudad y guiarlas.
  • Cuando estás viajando y ya cuentas con un lugar donde quedarte pero solamente buscas la compañía de un local para conocer mejor la ciudad que visitas puedes contactarlas.

Algunas de mis experiencias con esta opción han sido las siguientes:

Miguel de Portugal. Miguel amablemente se ofreció guiarme a mí y a mi compañero, él generosamente nos llevó en su auto hacia una  parte de Lisboa no tan conocida, nos hizo recomendaciones de vinos y nos platicó mucho de la cultura portuguesa. Si no podíamos hablar en español lo hacíamos en portugués o en inglés. Nos llevamos tan bien que un año después él me visitó en Madrid con su amiga.

 d9ed29fd-c97e-4f16-bcb1-8c376e6605c4.jpg

Davi de Brasil. Davi y yo habíamos hecho una publicación de manera independiente de que íbamos para Bolivia, nuestras fechas no coincidan y su gran viaje por Sudamérica incluía pasar por Lima, él me escribió y respondí que si pasaba por mi ciudad no dude en contactarme para conocernos y mostrarle mi ciudad. Cuando lo conocí en Lima, él tenía varias amigas y entre todas formamos una bonita amistad. Días posteriores nos reencontramos en Puno cuando él iba rumbo a Bolivia y yo regresaba de ese país.

20160102_110514.jpg

Francisco de México. Francisco es un joven que gentilmente se ofreció acompañarme por su ciudad desde que vio mi publicación. Él me recogió del aeropuerto, me llevó a conocer varios sitios de la ciudad, asimismo me recomendó asistir a una verdadera lucha libre mexicana en el Arena México, me animé y disfruté a carcajadas de ese show. Él siempre estuvo atento de mi viaje y se preocupaba de que yo la pase bien.

20160721_185753-01.jpeg

Tatiana de Argentina. Tati me contactó un mes antes de su llegada, me comunico que viajaba con sus padres y cuando llegaron  a Lima, exploramos los rincones y barrios más turísticos de Lima desde el Centro Histórico hasta Barranco. Ella y su familia fueron la muestra viva de la gente linda de Argentina, me encantaron como personas y pienso visitarlos muy pronto. 

IMG-20170322-WA0024.jpg
Couchsurfing en Lima

Gracias a Couchsurfing he disfrutado mucho de mis viajes a que si los hubiera hecho sola, las experiencias han sido en la mayoría positivas y con algunas de las personas que conocí mantengo verdaderos lazos de amistad. En mi caso más que ahorrar en el viaje, he sabido aprovechar en sentirme como local en el lugar que visito y esto es lo que considero la esencia de un viaje.

Mis recomendaciones

Si decides ser miembro de Couchsurfing  te dejo algunas recomendaciones:

  • Leer cuidadosamente los perfiles de los usuarios puesto que puedes encontrarte con personas con intereses que tal vez no compartas como el nudismo, fumadores, también hay algunos que creen la red es para buscar citas con los viajeros. En algunos casos, ciertos perfiles han incluido que les indiques en la solicitud una palabra clave que solamente entenderás si realmente has leído su perfil.
  • Al enviar una solicitud trata de explayarte un poco más sobre ti y los motivos de tu viaje, esfuérzate un poco en la forma como te diriges a tu futuro anfitrión, no creo que sea agradable para alguien de la comunidad leer solamente: “Hola, voy a tal ciudad y necesito un lugar donde quedarme…” con ello haces notar que solo buscas el hospedaje gratis y no el contacto de los demás miembros.
  • Algunas veces he tratado de llevar algún souvenir para mis anfitriones o invitar una cerveza, café o cocinar algo típico de mi país como forma de agradecimiento.
  • No esperes que el host te vaya a invitar a comer o llevarte a conocer todos los lugares. En algunas ocasiones los hosts cortésmente te comparten alimentos, asimismo, puede pasar que por motivos de tiempos los anfitriones no puedan siempre acompañarte pero al menos algunos te dan indicaciones de cómo llegar a los sitios más importantes de la ciudad que visitas.
  • En mi caso no he solicitado más de tres noches para quedarme en un lugar; también me ha pasado que me dejaron sola y con la llave de la casa con la plena confianza para entrar y salir cuando yo quiera.
  • En Couchsurfing te encuentras con personas con distintas conductas, algunos son muy hospitalarios, otros solamente te indican el lugar donde te recibirán y no conversan mucho contigo tal vez por que no cuentan con mucho tiempo disponible, otros te brindan bastante atención y te acompañan a todo sitio.
  • Tu comportamiento con el anfitrión demostrará si estas realmente interesado en conocer su cultura o si solamente buscabas un lugar donde quedarte gratis.
  • A algunas personas no les gusta quedarse en casa de extraños y comprendo su desconfianza, al menos si no deseas esta opción de hospedarse puedes optar solo para conocer gente.

Finalmente, espero que con este post te haya brindado información útil , si considerar que puede servirle a más viajeros te invito compartirla, si tienes dudas también puedes dejarlas en un comentario.

Anuncios