Lo que me motivó a planear un viaje por Ecuador fue su cultura y naturaleza. Desde la primera vez que vi fotografías y documentales del país me interesó mucho visitarlo y fue así que leí, consulté y escuché testimonios de otros viajeros que habían pasado por este país para que yo me inspirara más y pueda esbozar los lugares imperdibles que debía considerar en mi visita.

Tenía certeza que viajar por allá iba a ser breve puesto que había planeado el “gran viaje” desde Lima,Perú hasta Santa Marta, Colombia en corto tiempo y con poco presupuesto pues yo me encontraba en ese entonces desempleada y solo necesitaba un poco de desconexión. Mi compañera de viajes y yo trazamos la ruta de los destinos que queríamos conocer, cogimos la mochila y decidimos salir después de la nochebuena del 2016 rumbo a Ecuador.

El primer gran salto: De LIMA a la FRONTERA

Partimos de Lima con dirección a Tumbes (norte de Perú), aproximadamente 22 horas de viaje en autobús, no teníamos prisa, una vez allí exploramos un poco del centro de la Ciudad y su principal atractivo turístico: los Manglares de Tumbes.

P1090851-01.jpeg
Puerto de Tumbes

Al día siguiente muy temprano nos dirigimos rumbo a la frontera, la gente local nos comentó que ésta ya no se encontraba en Huaquillas sino en la zona llamada Aguas Verdes y para llegar hasta allí teníamos que tomar una combi, sin embargo, nosotras para ganar tiempo optamos por tomar un taxi desde Tumbes que directamente nos dejó en la Oficina de Migraciones donde sellamos nuestra salida de Perú e ingreso a Ecuador rápidamente.

Aproximadamente siendo 7:00 am en la frontera, queríamos ir a Cuenca, nuestro primer destino. En la Oficina de Migraciones solo circulaban taxis así que tomamos uno que nos trasladó hacia la Terminal de Buses más cercana, nos cobró 3 USD y tardó 15 minutos en llegar. El próximo autobús a Cuenca salía a las 9 am, mientras hasta sea la hora aprovechamos en recorrer un poco de los alrededores y así llegamos andando hasta el caótico mercado de la frontera en Huaquillas.

20161227_085232-01

CUENCA, la Atenas de Ecuador

Luego de abordar el autobús, llegamos aproximadamente a las 2 pm a Cuenca, nos instalamos y descansamos un poco en la casa de nuestro anfitrión de la ciudad , un señor estadounidense que vive literalmente en “La Casa de Los Gringos”, ese es el sobrenombre de la casa. Luego exploramos el Centro Histórico, visitamos la Catedral de Cuenca, subí a su mirador y desde allí se ve un panorama impresionante de la Ciudad. Cuenca es muy diferente a otras ciudades de Ecuador, con relación a su arquitectura el estilo de las casas en las colinas son muy parecidas al estilo europeo, el centro histórico de la ciudad se encuentra muy bien conservado y limpio, no por nada esta ciudad ha sido declarada como Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además, esta ciudad es conocida también como “La Atenas de Ecuador”, bien merecido.

P1100010-01.jpeg
Vista de la Ciudad desde la Catedral de Cuenca

El segundo día en Cuenca nos fuimos a pasarlo en el Parque Nacional El Cajas, para llegar hasta allí tomamos un autobús en el Terminal y éste nos dejó en la misma entrada del Parque, es fácil de reconocer cuando se está muy cerca ya que a la distancia se ve una inmensa laguna llamada “Toreadora”.

GOPR1751-01.jpeg
Frente a la Laguna Toreadora del Parque Nacional El Cajas

El acceso a este parque es totalmente gratuito, solamente es necesario registrarse al momento de ingresar. Permanecimos allí cerca de 4 horas siguiendo la ruta Rosa del Parque; este lugar merece ser recorrido y al menos pasar el día allí, nosotras lamentablemente nos fuimos rápido del lugar porque el clima no nos favorecía (presencia de lluvias). Regresamos al centro de Cuenca para seguir visitando sus Museos, los cuales en su mayoría son gratuitos. En la medianoche de este día nos despedimos de esta ciudad y nos dirigimos hacia nuestro siguiente destino: Baños de Tungurahua.

Disfruto de la Naturaleza de BAÑOS

Baños era nuestra siguiente parada y para llegar hasta allá tuvimos que salir desde Cuenca rumbo a Ambato y desde Ambato con dirección a Baños, pues no hay un autobús directo de Baños a Cuenca.

Baños es un lugar super turístico, desde que uno se avecina empieza a sentir un ambiente de aventura. Lo bonito de Baños es que es un pueblo pequeño y acogedor donde siempre se puede divisar a las nubes desvaneciéndose entre las verdes montañas. Nosotras ni bien arribamos buscamos un hostel, lo cual fue fácil de encontrar e inmediatamente nos alistamos para ir a nuestro primer imperdible: el Pailón del diablo, una inmensa cascada muy famosa en Ecuador.

20161220_201738-01.jpeg

Pudimos visitar al Pailón en mediodía, luego de ello retornamos al Centro para almorzar algún plato típico y optamos por un agradable “Llapingacho” en un mercado local. Con la barriga llena y el corazón contento nos fuimos hacia el tan conocido Columpio del Fin del Mundo en la Casa del Árbol, mis ánimos estaban a mil por hora y tenía muchas ansias de subir a columpiarme cuantas veces sea posible jajaja. Para nuestra sorpresa el lugar estaba lleno de turistas y tuvimos que esperar un tiempo considerable para nuestro turno, nos quedamos allí hasta más de las 6 pm y eso hizo que perdiéramos el ultimo autobús de retorno pero como existen personas amables en este gran mundo, tiramos dedo (por primera vez y con temor) y alguien nos dio ese esperado aventón para nuestro regreso a la Ciudad.

P1100124-1-01.jpeg

Baños es un lugar que se presta para ser visitado por varios días, es perfecto para realizar diversas actividades de aventura como canopy, rafting, ciclismo, etc, lamentablemente por nuestro apretado itinerario, solo realizamos la visita al Pailón del Diablo y al Columpio del Fin del Mundo.

Te comparto más detalles y tips de esta experiencia en este link: Imperdibles en Baños

Una Laguna incomparable : EL QUILOTOA

El cuarto día en Ecuador era para disfrutarlo en la Laguna El Quilotoa, para llegar a este lugar salimos aproximadamente a las 6:30 am de Baños rumbo a Zumbahua, llegamos allí luego de casi 2 horas y de Zumbahua nos dirigimos hacia Latacunga. Este último bus nos dejó en la carretera, donde a 15 minutos andando se llega al ingreso de la Laguna El Quilotoa. Ésta ha sido formada en la caldera de un volcán, es realmente impresionante y su color esmeralda la hace hermosa; recorrerla y realizar el trekking de descenso hacia la orilla de la laguna es una experiencia sinigual.

Más información de este lugar  y tips en este enlace: Laguna El Quilotoa

P1100206-01.jpeg

Aquí permanecimos unas 4 horas y el destino hizo que en este lugar conociéramos a una linda familia ecuatoriana donde el papá se convirtió también en nuestro papá pues él nos cuidó, nos guió y hasta nos trasladó con su familia hasta Quito; la amabilidad de la gente ecuatoriana se vio reflejada totalmente reflejada en esta familia.

QUITO, la capital y LA MITAD DEL MUNDO

Luego de dos horas y media llegamos a Quito, esa noche nos quedamos en casa de un nuevo anfitrión; al día siguiente aprovechamos en recorrer los principales puntos turísticos de la Ciudad como El Panecillo, la Basílica del Voto Nacional, el Palacio de Justicia, la zona rosa “Ronda” y los alrededores del Centro Histórico.

P1100235-01.jpeg
Vista de la Ciudad de Quito desde El Panecillo

Al día siguiente fuimos a conocer un poco más del centro histórico y al tercer día partimos rumbo a Colombia; luego de 17 días regresamos otra vez a Ecuador y nuevamente llegamos a Quito. Aquí nos volvimos a encontrar con nuestro papá adoptivo Gigio y el nos armó y regaló un día completo de tour por casi todo Quito, aprovechamos muy bien el día: fuimos a la Mitad del Mundo, UNASUR, al mirador del Volcán Pululahua, al sitio arqueológico Pucará de Rumicucho y por la noche nos mostró la vida nocturna de Quito en los alrededores de la Plaza Foch.

G0522377_1484776473757_high-01.jpeg
Con papá Gigio en la Mitad del Mundo

Esa misma noche nos despedimos de Gigio y de Quito para partir rumbo a Guayaquil .

El consejo viajero: La zona más turística de Quito se encuentra en la parte norte de la Ciudad. Hay dos terminales en Quito, Quitumbe y Carcelén, por experiencia propia recomiendo quedarse cerca de la estación Carcelén si vas en plan de turista, el centro histórico y la mitad del mundo es cercana a esta Terminal.

 La cálida ciudad de GUAYAQUIL

Después de 8 horas de viaje en autobús desde Quito llegamos a Guayaquil, el clima en este lugar nos hacía sentir que estábamos en una de las ciudades más calurosas del país; aquí nos encontramos con Fernando y su familia, grandes anfitriones, él nos acompañó a conocer varias partes de la ciudad dándonos breves explicaciones de los sitios que visitamos como la muy conocida Plaza Principal que alberga a muchas Iguanas, la Catedral y una que otra construcción importante de la ciudad.

P1110644-01.jpeg
Iguana de la Plaza Principal de Guayaquil

De noche recorrimos el Barrio Las Peñas, donde las casas mantienen una arquitectura de estilo colonial y el malecón de la ciudad. Guayaquil, la ciudad más poblada de todo Ecuador, me cautivó. Al día siguiente, fuimos a conocer el taller de arte de Fernando y algunos museos de la ciudad. Por la tarde nos despedimos de la familia que nos acogió y tomamos el autobús de retorno a Perú.

Debo confesar que haber realizado el viaje por Ecuador me hizo sentir totalmente bendecida porque se cruzó en el camino inesperadamente mucha gente generosa, tuve una muy buena compañera de viajes con la que he aprovechado muy bien el tiempo de visita en cada lugar y además cada sitio visitado superó mis expectativas.

Mis impresiones de manera general de Ecuador son las siguientes: en las ciudades visitadas noté que el sistema de transporte está bien organizado y que el precio por trayecto urbano es muy económico, la gente ecuatoriana se portó muy amable con nosotras ya que nos han recibido y nos hicieron sentir como unas ecuatorianas más. Es muy fácil moverse por Ecuador, no ha sido necesario contratar algún tour organizado, todas las visitas que te he contado en este post han sido por cuenta propia y porque tuvimos suerte de conocer personas locales que nos han apoyado muchísimo dándonos los mejores consejos y sobretodo brindándonos la mejor hospitalidad.

Ecuador es un país al que debo regresar ya que me ha faltado disfrutar de sus playas, explorar la parte amazónica, experimentar una visita a sus carnavales y explorar la Isla Galápagos, que no dudo debe ser una experiencia increíble.

Sé que a muchas personas les interesa saber cuánto aproximadamente uno puede gastar en un viaje como el que he realizado, por ello voy a compartir una relación de gastos incluyendo transporte, hospedaje, alimentación y entradas a los sitios que visité:

  • Hospedaje por noche en Baños: desde 6 USD (Hospedaje), no gasté hospedaje en las demás ciudades ya que hice uso del Couchsurfing en Ecuador.
  • Desayuno : 2.5 USD
  • Almuerzo y cena desde 2.50 USD  por plato
  • Entrada a la Casa del Arbol: 1 USD
  • Entrada al Pailón del Diablo: 2.5 USD
  • Entrada a la Basilica del Voto Nacional: 2 USD
  • Entrada al mirador de la Catedral de Cuenca (sin guía): 3 USD
  • Entrada a la Laguna El Quilotoa: 2.5 USD
  • Entrada a la Ciudad Mitad del Mundo : 7 USD
  • Con relación al transporte, elaboré este cuadro resumen:

resumen precios

El video resumen de este viaje lo comparto en youtube en este enlace: Viaje por Ecuador

Si te gustaron las fotos expuestas en este post, te comparto más fotografías de mi viaje por Ecuador: Album – Ecuador para que te animes a visitar este país o puedes seguir mis viajes a través de mi Instagram:  @patri.eg

**Todos los textos e imágenes (a menos que se indique lo contrario) son de mi autoría y de mi propiedad y del blog.

Anuncios